Guantes de nitrilo vs. látex en el sector alimentario.


Los guantes de látex son de uso habitual y muy extendido, tanto en el sector sanitario, como en el alimentario. El motivo principal de su uso, es el de evitar la contaminación bacteriana y como medida de seguridad. Sin esta protección, los alimentos o los equipos quirúrgicos podrían transportar contaminantes indeseados.

Sin embargo, desde la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), hay una clara recomendación para limitar el uso de guantes de látex en las empresas alimentarias. Explican que el uso inadecuado de los guantes, además de dar lugar a un problema de contaminación cruzada de los alimentos, puede causar reacciones anafilácticas en personas sensibilizadas al látex, aún después de que el alimento haya sido cocinado. La causa,  sería la transferencia de proteínas de látex a los alimentos.



Para minimizar el riesgo para el consumidor alérgico al látex, recomiendan que en vez de usar guantes en la manipulación de los alimentos, se opte por NO USARLOS y como medida preventiva higienizar las manos correctamente y tantas veces como sea necesario.

Cuando se deban usar guantes por estricta necesidad por proteger la piel del trabajador, las precauciones que recomienda la AECOSAN deben ser las siguientes: 

  1. Promover la sustitución por otros materiales "No Látex". Pueden usarse guantes de otros materiales de los que no se ha constatado que produzcan alergia. 
  2. Que sean de colores que no puedan confundirse con ningún alimento. De esta forma se podrá distinguir cualquier fragmento que se haya desprendido durante su manipulación. 
  3. Lavar y secar bien las manos antes de usar guantes y retirar anillos y relojes que puedan romperlos.
  4. Cambiar de guantes cada vez que se cambie de actividad. 
  5. Los guantes no desechables se lavarán por ambas caras después de su uso y se dejarán secar del revés.

    ALTERNATIVAS AL LÁTEX.


El uso de guantes libres de polvo, y con bajo contenido en proteínas, es la alternativa más efectiva y con menor coste para reducir los niveles de aeroalergenos del látex en el ambiente. El polvo de los guantes está compuesto por almidón de maíz. Tiene como ventaja el facilitar su colocación, pero como inconveniente, puede provocar irritaciones o alergias. Los guantes sin polvo se someten a un proceso de lavado intensivo y reciben un revestimiento sintético de polímeros, confiriéndoles características similares a los guantes con polvo. 

Se ha demostrado que la cantidad de los aeroalergenos disminuye en más de 10 veces cuando se utilizan guantes sin polvo. Antes de comprar los guantes, sería interesante consultar a los proveedores con respecto al contenido en polvo, proteínas y alergenos de cada guante.

La Asociacion Española de Alergicos a Alimentos y Latex, revela que “Actualmente se estima que en España hay un 1% de población sensibilizada a esta sustancia” y recomienda “Usar guantes de materiales sintéticos: vinilo, nitrilo, neopreno,... adecuados a cada tarea o de látex con bajo contenido en proteínas alergénicas.”.
Las diferencias entre tipos de guantes reside principalmente en su composición. El látex es de origen natural (caucho natural), el resto son de origen sintético (PVC, nitrilo, vinilo…), y según sus características serán más o menos indicados para según qué tipo de trabajo. Los guantes se suelen clasificar según cuatro criterios: sensibilidad, alérgenos, resistencia y precio. 



En precio, el más económico sería el vinilo, pero en cuanto a protección es mucho más seguro utilizar el nitrilo. El nitrilo es antialergénico y supone una excelente alternativa al látex natural, siendo además resistentes a la punción y proporcionando una barrera de protección ante agentes infecciosos y productos químicos. Es eficaz, sin olvidad su flexibilidad y adaptabilidad.  

Los guantes de vinilo sintético son sin látex y sin aceleradores químicos, hecho que los hace óptimos para eludir problemas alérgicos, son ideales para la realización de tareas cortas, y tienen un confort y elasticidad aceptables, aunque no son tan resistentes a las perforaciones como los de látex, o sobretodo, los de nitrilo. En precio, en este caso, es similar al de los guantes de látex.

Fuentes:
http://www.climprofesional.com/
http://aesan.msssi.gob.es/AESAN/docs/docs/cadena_alimentaria/gestion_riesgos_biologicos/Latex.pdf
http://scielo.isciii.es/pdf/mesetra/v53n209/original10.pdf
http://www.shadetattoo.com/


1 comentarios :

andrea dijo...

hola raquel yo trabajo en un hospital con los residuos patologicos bastante insalubre y tenemos todas las normas calzado de seguridad, ropa especial. mascara y guantes de goma gruesos muy largos pasando el codo besos